FIESTA DEL OESTE

FIESTA DEL OESTE

WANTED

Wanted

Por fin llegó el 21 de Julio. 

No os podéis imaginar las ganas que teníamos de que llegara esta fecha, llegó y como todo lo que viene se va… Así que ya se ha pasado.

Seguir leyendo que os vais a venir conmigo al oeste. Vamos a meternos en el ambiente. Os cuento un poco como fue la preparación de la decoración y como están hechos los disfraces y ya nos vamos de fiesta.

Fue en Enero cuando en casa de mis padres nos dijeron que iban a hacer una fiesta temática por los 32 años de casados. Su aniversario es el 4 de Julio y claro tenía que ser en ese mes. Escogieron hacer una fiesta del oeste, principalmente de indios y vaqueros pero luego ya se nos fue la imaginación a todos y hubo muchos más personajes, de los cuales hablaremos más abajo. Eligieron esta temática yo creo porque a los dos les gustó mucho el viaje que hicimos a la zona oeste de EEUU y porque ese ambiente del lejano oeste les llama bastante.

Con lo primero que se pusieron a la obra fue con las invitaciones. 

Invitación
Invitación

Una vez dadas a todos y confirmada la asistencia ellos no dudaron en que tenía que ser la fiesta del año entonces pensaron en que podían hacer y sólo salieron ideas brillantes de esas dos cabezas.

– ¿Que hay en el oeste? – El saloon, el bar del saloon, un poblado indio, la carcel, el banco, cactus… – Venga vamos a crearlo.

Y entre cartón y cartón convirtieron el salón de casa en un taller, lleno de pinturas, de cartones, de goma eva, de corcho… Cada día que hablabas con ellos te mandaban una foto o varias de las cosas que habían creado nuevas.

Cuando ya tenían el Saloon creado con su puerta y su cartel dijeron: – ¡Que falta el caballo amarrado! – Al día siguiente caballito hecho. Lo mismo pasó con el bar, -¿qué tienen los bares?- , – un barril de wiskey- a los días barril hecho. 

Se han pegado desde el mismo enero hasta el mismo julio creando la decoración de la fiesta. Al contrario que yo. Les dije por aquel entonces que haría las guirnaldas y sería la encargada de bajar la música y así les quitaba algo de trabajo.

Es verdad que en enero compré todo super entusiasmada pero lo fui aplazando. Cuando me di cuenta era junio y no había hecho nada. Deprisa y corriendo por las tardes me tuve que calcar los dibujos, pasarlos a la cartulina y crear la guirnalda. La música me llevó cuestión de 2 días elegirla y descargarla. ¡Llegué a tiempo!

Banco del Oeste
Banco del Oeste
Barril de Cartón, hecho a mano
Todo está hecho a mano y de cartón

Hora de los disfraces

Este es el apartado más divertido y personal, digo lo de personal porque todos y cada uno de ellos son caseros menos uno que fue comprado.

Yo tuve claro desde el primer momento que me quería disfrazar de cancanera. Cuando se lo dije a mi madre, ella seguía con las ideas brillantes y decidió con qué materiales hacer mi disfraz, cogí una foto de internet y mi tía se encargo de crearlo.

Con este tema nos hemos pegado meses, entre pruebas de vestuario, arréglame esto, añádeme esto… Mi tía Yolanda ha sido la que ha confeccionado mi disfraz, el de mi madre, el de mi padre y el suyo propio (os repito, son todos con ropas de casa).

Os voy a contar con que materiales y cómo está hecho mi disfraz y algunos os los resumiré.

Sheila (cancanera)

– Empezamos de abajo y acabamos arriba: los botines son míos, las medias de rejilla eran mías de algún otro disfraz, la falda negra era de mi abuela, la parte de arriba es un sujetador blanco de la abuela que está cosido a la falda, la gargantilla está creada con tela y la decoración de la cabeza es un sombrerito comprado en el chino. Ahora bien, no veis ningún sujetador blanco porque está forrado con el color naranja, al igual que la falda que lleva los volantes del mismo color. Vale, pues todo lo que veis de color naranja es tela de cortina. Como veis todo casero.

Sheila Cancanera
Sheila cancanera

Daniel (barman)

-Empezamos de abajo y acabamos arriba: los zapatos son suyos al igual que el vaquero, el delantal es de mi padre de cuando trabajaba de cocinero, la camisa es del primark y el chaleco está hecho por su madre, con pruebas de vestuario cosiendo y deshaciendo, los detalles del brazo son 2 gomas y lazo del cuello es una cinta negra. El peinado de la época.

Dani de Barman
Dani de Barman

Nieves, Alfredo y Yolanda

– Los 3 son confeccionados por la última. Mi tía se lo hizo desde cero, compró la tela y se convirtió en india. Mi madre compró el vestido y fue decorado con flecos. Las dos pelucas es obvio que fueron compradas. El de mi padre, el vaquero y camisa es suya y todo lo que veis granate es un mantel.

Yolanda, de india
Yolanda
Alfredo de vaquero, Nieves de india
Alfredo y Nieves

Os dejo fotos para que podáis ver el resto de disfraces.

Había indias, vaqueros, vaqueras, una Sheriff, mexicanos guarros, una cancanera, un barman, un hombre recién levantado de la cama con unos marianos….

¡Que empiece la fiesta!

Llegamos el sábado por la mañana y nos pusimos a decorar todo para tenerlo listo a la hora de la fiesta. Después de comer y de reposar pero siguiendo con la cerveza nos fuimos a vestir.

Uno de los momentos más divertidos fue cada vez que salía uno disfrazado, todo eran risas porque estábamos geniales. Si que es verdad que sabíamos de que íbamos pero no como íbamos y eso fue lo mejor.

Las fotos que no faltaran, la música sonando de fondo.

La gente que pasaba se nos quedaban mirando (lo entiendo querían estar en la mejor fiesta del año), cubatas antes de la cena, latas de cerveza llenando la basura, bailes improvisados… Cenamos, todo muy del oeste, muy americano. Perritos calientes, hamburguesitas a decorar o no por ti mismo, nachos con sus salsas, frijoles, muslos de pollo…

Lo importante de la cena es que estaba todo riquísimo y además nos sirvió para empapar, lo que venía después era barra libre de ginebras, vodkas, rones… Para hacerlo más ameno hicimos un concurso de disfraces, a cada uno se nos adjudicó un número, por orden tuvimos que hacer un desfile para que todos nos viéramos y así poder votar a los 3 que más te gustaban.

No se si queda bien o mal decirlo pero el disfraz ganador fue el mío, segundo puesto fue para el barman (Dani) y el tercer puesto para la sheriff (Marisa).

Nuestro lugar de fiesta fue el saloon, por lo tanto allí sólo pudo haber espectáculo. Yo no se la de veces que bailamos el coyote dax, se la tenía que aprender todo el mundo. Hubo bailes de todo tipo, hasta danzas bajo la lluvia (más que nada porque llovió). Terminamos cuando la luz del pueblo decidió irse, así por arte de magia. 

De fiesta
Fiesta del Oete
Bailando
Fiesta del Oeste
Fiesta del Oeste
Fiesta del Oeste

Por último quiero dar las gracias a todos los asistentes por su implicación a la hora de meterse en el papel, por el hospedaje que dieron a todos los que somos de Zaragoza, a las costureras por hacerlo posible, a los cocineros por deleitarnos como siempre, a mis tíos por hacer la fiesta en su corral y a todos en general porque hicieron que mis padres recuerden para siempre los 32 años como algo super especial.

GRACIAS

Todos los comentarios que quieras aportar serán bienvenidos, desde como saber organizarla, cómo están hechos los trajes, a saber que se ha empleado para crear todo.

4 respuestas a “FIESTA DEL OESTE”

  1. El mexicano guarro… muy guarro no iba que me había duchado en abril…

    1. La cuestión es que había que meterse en el papel del personaje.
      Un saludo Michel

  2. Fue un día en el que nos trasladamos al oeste gracias al gran trabajo de los organizadores ,que no se dejaron detalle ,desde la ambientación de una parte del pueblo,hasta la gastronomía ,vestuario….y todo hecho manualmente, que aún tiene más valor.Un granito de arena pusimos los invitados,que con ganas de pasarlo bien ,pasamos una jornada inolvidable.Gracias Sheila y familia.

    1. Fue un día muy completo. A ver si se vuelve a repetir, ¿verdad?
      Un saludo Tere

Deja un comentario